Negocios Industriales

¿Por qué necesito aislamiento en la construcción de estructuras metálicas?

¿Por qué necesito aislamiento en la construcción de estructuras metálicas?

Los edificios de metal y acero son duraderos, pero esta elección de materiales para la construcción de estructuras metálicas también presentan un desafío cuando se busca aislamiento para usar en dichos edificios.

Elegir el aislamiento correcto para un edificio de metal ayuda a reducir el consumo de energía y puede, en algunos lugares, permitir que aquellos que están construyendo el edificio reclamen incentivos fiscales para hacer el esfuerzo de ahorrar energía.

Los paneles de acero y metal por sí solos no protegerán el contenido de un edificio de metal de la temperatura exterior, lo que significa que no hay una barrera natural para el calor y el frío.

Agregar el tipo correcto de aislamiento ayuda a controlar la transferencia de temperaturas externas.

El resultado será un edificio que permanecerá más fresco en los meses más cálidos y más cálido una vez que la temperatura baje.

Protección contra la condensación

La condensación es una gran preocupación en los edificios de metal y acero.

El aislamiento sirve para proteger un edificio de metal de la condensación, lo que puede causar daños a lo largo del tiempo.

El aislamiento crea una barrera de vapor para reducir la cantidad de condensación que se produce directamente en los paneles de acero.

Los edificios de acero o metal ubicados en climas más fríos pueden experimentar condensación por exposición al hielo y las heladas.

Un patrón regular de congelación y descongelación puede ocasionar que la escarcha se derrita, gotee agua y produzca condensación.

El aislamiento crea un “corte térmico” entre las hojas exteriores y el marco interno para evitar la condensación.

Protección contra el moho

El moho, en climas húmedos, puede causar problemas.

El mantenimiento inadecuado es una causa común de moho en los edificios de acero.

Los animales, las aves e incluso los insectos pueden dañar el aislamiento en los edificios de metal cuando intentan crear su hogar dentro de las instalaciones, situación que no se llega a ver hasta que se ha producido un problema si no se ha previsto este punto.

Desafortunadamente no siempre es posible prevenir todas las causas posibles del moho.

La mejor defensa es estar al tanto de lo que sucede dentro de las paredes de un edificio.

Esto se logra con inspecciones regulares utilizando equipos especiales para detectar posibles problemas de aislamiento.

El área en cuestión debe abrirse para corregir el problema. Esto puede incluir reemplazar el aislamiento que está dañado.

Conclusión

El aislamiento y el mantenimiento regular de una construcción de estructuras metálicas ahorrará energía y hará que tu edificio dure más tiempo y se sienta más cómodo.

La inversión en el aislamiento y el mantenimiento hará que tu estructura metálica y en general del edificio perduré por mucho tiempo.