Negocios Industriales

Curaciones Caseras

Curaciones Caseras

Ayer por la noche, llegue a mi casa tarde en la noche debido a que tuve mis clases de un curso de inglés que estoy tomando para obtener unas certificaciones necesarias en mi trabajo como resultado de las nuevas políticas instituidas por el nuevo director de la empresa, un director que nadie estima. Al llegar a mi casa, comencé a sentir dolores de cabeza y estomago fuertes, algo que se complico aun mas cuando me di cuenta que no tenia medicinas de ningún tipo. Entendí rápidamente que con ese malestar no podría dormir de ninguna manera, algo catastrófico tomando en cuenta el hecho que tenia además que levantarme mas temprano  que lo habitual.

Los síntomas que presentaba en ese momento eran, como bien he mencionado,  dolor de estómago y cabeza acompañado por una leve fiebre que me producía escalofríos bastante incomodos teniendo en cuenta que la mañana siguiente habría de levantarme temprano. Cuando uno tiene este tipo de situaciones y cuando no hay medicina por esa noche, uno tiene que encontrar modos o medios de cura que no requieran  de  este  una pastilla efervescente ni de una medicina para calmar dolores.

Sin embargo, esto no se puede hacer ni llevar acabo sin contar con al menos un ligero entendimiento del cuerpo humano y sus funciones, ya que si no se posee un grado de este conocimiento,  jamás se puede llevar acabo el rápido proceso cultivo que puede funcionar de la misma manera que una pastilla. Lo primero que uno debe de entender es que el dolor no es nada mas que una alarma del cuerpo al cerebro y del cerebro al sistema nervioso para avisar que hay algún mal funcionamiento en nuestra máquina biológica.

Tenemos también que comprender el hecho que los dolores pueden ser engañosos ya que estos pueden llegar a ser reflexivos. Es decir,  es posible que en un caso de apendicitis que se encuentra en el costado derecho se pueda manifestar en el lado izquierdo del mismo perímetro por lo que se podría interpretar muchas veces como un simple estirón de musculo, lo que puede causar por negligencia que la apendicitis mute a peritonitis que es cuando la apéndice explota como una granada. Asimismo, puede suceder, sobre todo en las personas mayores a 50 años, que un dolor estomacal pueda ser en realidad un ataque al corazón.

No obstante, muchas veces los dolores son un síntoma de que algo esta mal en esa zona. Cuando duele el estómago,  esto sucede siempre debido a que el estomago no esta digiriendo algo adecuadamente por lo que se debe de consumir algo, como té de hierbabuena y agua de limón –sin azúcar- así como una cucharadita de bicarbonato de sodio para reactivar el sistema. Si a uno le duele la cabeza se debe a que la sangre no esta llegando como debe al cerebro por lo que hay que estimular la circulación y el adelgazamiento de la sangre con agua fría.

En mi caso lo pude lograr.