Negocios Industriales

Cita con el doctor

Hace una semana me decidí por fin en hacer una cita con un dermatólogo ya que no tengo idea de porqué de un tiempo a la fecha me ha estado brotando un acné bastante severo en un inicio creí que solo sería cuestión de lavarme bien la cara y que con eso se resolvería de inmediato el problema pero para nada fue así al contrario, se comenzó a expandir más el lugar infectado y con el pasar de los días la contaminación, el sol, lo que comía, hasta el jabón que usaba, todo sentía que hacía que estuviera peor, después de tres semanas de lavarme con un jabón especial que venden en las farmacias para el acné observe que solo se fue agravando y ampliando la zona dañada de modo que ante la insistencia de mi madre no tuve más opción que darle la razón esta vez y aceptar que me lleve al médico.

Resultado de imagen para cita con el dermatologo

Mi madre me llevo a un hospital dermatológico para que me atendieran médicos cualificados y que no se tratara de una de las muy conocidas clínicas no conocidas o de un charlatán haciéndose pasar por médico, al llegar al hospital el ambiente es totalmente pulcro no tienen ningún tipo de medios de contaminación el acceso al hospital es restringido y solo se le autoriza el paso al paciente o en el caso de ser menor de edad acompañado por su tutor debidamente identificado con el INE de otra manera se les niega el acceso ya que ahí manejan altos estándares de higiene eso me sorprendió y a la vez me gustó mucho ya que habla de una atención profesional además de cuidados específicos en cada caso al ingresar al consultorio habían varios médicos ya que mientras unos elaboraban la historia clínica otros me hacían un cuestionario y otros me revisaban.

Resultado de imagen para cita con el dermatologo

El diagnostico que me dieron fue que padezco acné por estrés y que cualquier factor estresante lo agrava me recetaron un par de medicamentos además de cuidarme mucho no comer irritantes como salsa cátsup, valentina, chiles en vinagre o vinagretas y todo ese tipo de alimentos ya que ese es un ingrediente agresivo que sin duda asevera mucho mi padecimiento, al salir del hospital ya con mi siguiente cita anotada nos fuimos mi madre y yo a conseguir los medicamentos y el limpiador para el rostro que me indicaron usar todos los días, lo fuimos a comprar a una farmacia especializada en dermatología y mientras esperaba el turno para ser atendidos tome un folleto en el cual ofrecían un tratamiento para la calvicie que se veía por su presentación que era muy eficaz, en ese momento la señorita que estaba atendiendo en el mostrador nombro el número de mi turno para ser atendido camine hacia ella con el folleto en las manos por lo que la joven me pregunto si deseaba ese producto al instante me reí negando con la cabeza rápidamente, acto seguido le entregue la receta, después de que me surtiera la receta y solo por curiosidad le pregunte el costo del tratamiento y vaya sorpresa en realidad su costo no era tan alto como yo creí; es más supongo que cualquier hombre que esté pasando por algo así no dudaría un instante en adquirirlo bueno, eso es lo que pienso me imagino que muchos hombres prefieren usar una gorra y ocultar su calvicie antes de hacer a un lado su complejo o pena para informarse y darle una solución definitiva a su padecimiento que por lo que dice el folleto si se comienza a usar el producto antes de que cicatrice el folículo se puede recuperar el cabello totalmente.

Por lo pronto yo comencé a notar un cambio significativo en mi rostro.