Negocios Industriales

Month: November 2017

La escuela y sus espacios de aprendizaje modernos para ajustarse al siglo XXI

La escuela y sus espacios de aprendizaje modernos para ajustarse al siglo XXI

¿Qué se necesita en el aula ideal para mejorar el aprendizaje de los estudiantes?

Si esta pregunta se lanzara directamente a los alumnos (dejando a un lado una respuesta que sería “no tener clases”) muchos pequeños mencionarían el mobiliario escolar.

Esta misma pregunta se les puede hacer a los profesores y entre otras cosas también tiene eco el tipo de mobiliario que se tiene actualmente en las aulas.

Hace poco fuimos mi esposo y yo a un taller para padres para hablar de los “Niños del Siglo XXI” y entre muchas cosas vemos que la educación debe hacer un severo ajuste en los tres pilares que la sostienen: en casa, la escuela y la sociedad.

Vemos por ejemplo que la educación en muchos lugares sigue aún con pautas y estructuras que se impusieron en el Siglo XIX con papás que nacimos en el Siglo XX aplicados a niños que han nacido en el Siglo XXI y todo junto es un verdadero caos que, para muchos niños, llega a ser complejo el estudiar.

Así que el adaptarse a la nueva generación postmoderna nos requiere de muchos esfuerzos tanto por parte de los padres como de las entidades educativas pasando por supuestos por los administradores y los profesores.

El romper con lo tradicional y nuestras mismas raíces suele ser complejo, por lo que el comenzar con una adaptación puede ser más sutil y menos estresantes para nosotros los adultos y así ayudar a nuestros pequeños.

Dentro de todo este complejo proceso de ajuste, toca también al sistema mobiliario de una escuela.

Por ejemplo en mis épocas era de lo más normal observar mesabancos en las aulas de clases y hoy en día, si bien pueden estar como parte del mobiliario, no lo son para todos las áreas.

La idea es adaptar áreas especiales diseñadas con muebles que se ajusten a los criterios del uso principal de ese salón.

Entre los adjetivos que el nuevo mobiliario escolar debe cumplir para ajustarse a estos cambios es el que sea moderno, colaborativo y flexible.

Esto significa contar con un mobiliario que permita muchas configuraciones diferentes, incluidas estaciones de trabajo individuales, de grupos pequeños y de grupos grandes e incluso, con opciones de color.

De esta forma, los maestros pueden decidir qué funciona mejor para ellos y sus estudiantes.

Ante un nuevo diseño de la sala por parte de los profesores y las prácticas de instrucción es posible cambiar el aprendizaje en donde los muebles deberían mejorar su capacidad para pasar a nuevas prácticas de enseñanza.

Hoy en día se pueden encontrar muebles escolares de aprendizaje activos. Este tipo de muebles permite el movimiento durante el aprendizaje, sin causar distracciones.

Esto demuestra ser especialmente útil entre los estudiantes más jóvenes y aquellos que tienen dificultades para concentrarse durante largos períodos de tiempo.

Bueno, como vemos aquí solo tocamos un solo aspecto de lo que es importante cambiar dentro de un aula de clase.

Por otro lado, como padres debemos prepararnos y ser más participativos en su educación porque los niños de hoy día van mucho más rápido que nosotros y están expuestos a factores que en nuestros tiempos no teníamos.

Son otros tiempos, son otra generación y hay que adaptarse al cambio.